Javier Francisco Ceballos Jiménez: 30 cartas confirman la sororidad y caridad de la Premio Nobel Gabriela Mistral
Clásicos de Literatura

30 cartas confirman la sororidad y caridad de la Premio Nobel Gabriela Mistral

Poco se conocía de la vida personal y carisma de la Premio Nobel de Literatura chilena, Gabriela Mistral, pues supo conservar muy bien su personalidad y espontaneidad en lo secreto. Sin embargo, hace poco la obra “De mujer a mujer. Cartas a Gabriela Mistral desde el exilio (1942-1956)”, reveló el lado más caritativo de la dama mencionada.

La obra antologada y prologada por la catedrática Francisca Montiel fue editada en esta ocasión por la Fundación Banco Santander y recoge las cartas escritas a Mistral por parte de Teresa Díez-Canedo, Maruja Mallo, Ana María Martínez Sagi, Margarita Nelken, Victoria Kent, Francisca Prat, Zenobia Camprubí, María Zambrano, María Enciso y María de Unamuno.

Javier Francisco Ceballos Jimenez 30 cartas confirman la sororidad y caridad de la Premio Nobel Gabriela Mistral 1 - 30 cartas confirman la sororidad y caridad de la Premio Nobel Gabriela Mistral

El letrado descubrimiento estaba oculto en el archivo personal de la escritora. Además, a través de las cartas se conoció que Mistral tenía una relación cercana con una de las autoras, mientras que con las otras apenas coincidió. Por otro lado, el libro recoge 17 misivas inéditas de la Nobel chilena a Teresa Díez Canedo, María Zambrano, Margarita Nelken o María Unamuno.

«Todas estas misivas revelan una sororidad, amistad y solidaridad que se vieron favorecidas por el talante y la trayectoria de la escritora chilena», según Montiel. ‘De mujer a mujer’ incluye conversaciones sobre la profesión, la cotidianeidad y la intimidad, o simplemente son muestras de admiración o apoyo, tal como lo describen los expertos en el tema.

Javier Francisco Ceballos Jimenez 30 cartas confirman la sororidad y caridad de la Premio Nobel Gabriela Mistral 2 1024x577 - 30 cartas confirman la sororidad y caridad de la Premio Nobel Gabriela Mistral

Montiel también destacó que la Nobel “era un bálsamo emocional que les proporcionó a esas autoras, en ocasiones, el alivio anímico que les hacía falta. Todas nos hablan del espíritu noble y generoso de Mistral que desde el primer momento se interesó por la suerte de quienes podían encontrarse en peligro».

En los escritos se reveló, además, que Mistral realizó actos caritativos con frecuencia tales como donativos y fondos que logró recaudar gracias a publicaciones suyas como por ejemplo lo que obtuvo con su libro “Tala”.

En líneas generales, las cartas dejan constancia de quien fue en realidad Gabriela Mistral y todo lo que aportó a muchas personas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =