El misterio de los clásicos anónimos
Clásicos de Literatura,  Javier Ceballos Jimenez

El misterio de los clásicos anónimos

Para muchos, los libros con autores anónimos encierran un aire de misterio y magia con relación a los lectores que entran en su juego misterioso y se dejan llevar por la propuesta del escritor, quien es a todas luces una de las figuras más importantes en la industria editorial, además de recibir todos los reconocimientos. El anonimato ha estado presente desde siempre, y muchos de los grandes clásicos de la literatura han agregado esa curiosidad de saber quién podría haber realizado tan magna obra literaria.

Javier Francisco Ceballos Jimenez El misterio de los clasicos anonimos 5 - El misterio de los clásicos anónimos
Penguin Classics (Facebook)

Anónimo versus seudónimo

Hace poco se descubrió la identidad de la escritora Elena Ferrante, una escritora de éxito contemporánea que se dio a conocer con la tetralogía Dos amigas. Anita Raja confirmó ser la autora detrás del nombre, quien resultó ser una traductora italiana de 63 años, experta en literatura alemana que trabaja para la editorial Edizione.

No es la primera ni la última escritora que escoge un seudónimo para mantener su vida lejos de la atención, como lo fue en el caso de Anne Desclos, quien se escondía tras seudónimos para firmar libros eróticos como La historia de O, que firmó bajo el seudónimo de Pauline Réage. Al descubrirse que la vida de la autora no tenía nada que ver con lo escandaloso de su texto trajo mucha desilusión, perdiéndose el mito de quien podría ser la autora de tanta sofisticación.

Javier Francisco Ceballos Jimenez El misterio de los clasicos anonimos 3 1024x768 - El misterio de los clásicos anónimos
Anne Desclos usó el seudónimo Pauline Réage para firmar La historia de O

Tanto el seudónimo como el anonimato, le permiten al autor ser otro personaje de ficción, y como lo expresó el filósofo danés Søren Kierkegaard “sus seudónimos le permitían expresar diferentes modos de existir y de concebir la vida”, sin que estas correspondan a sus propias convicciones, explorando espacios nuevos, sin alterar la propia identidad.

Otros autores como Fernando Pessoa, el poeta portugués que creaba personalidades literarias distintas para escribir libros. Sus heterónimos gozaban de características propias, se estima que creó al menos 70 de ellos, con sus vidas y biografías, incluso algunos de ellos fueron mujeres.

En cuanto a los textos anónimos, como Las mil y una noches, lo único que nos queda es recurrir a la imaginación, y hasta creer firmemente que Sherezade fue la autora que, para captar la atención del lector, recogió todas las leyendas y mitos del lugar.

Javier Francisco Ceballos Jimenez El misterio de los clasicos anonimos 1 - El misterio de los clásicos anónimos
Alma Editorial (Facebook)

Algunos anónimos mantienen un contenido social, y se supone la omisión deliberada del autor para salvaguardar su integridad. En otras cantan las virtudes de guerreros en maravillosas epopeyas, inmortalizadas en cantos hasta el día de hoy.

Por esto, se puede decir que cuando el lector se encuentra con el escritor a través de un libro ocurre un pacto, donde se acepta el juego misterioso y se embarcan a la aventura, que propone el autor a través de convenciones de ficción para entrar en el juego, generando una complicidad irrompible.

El autor más clásico

A continuación, Javier Francisco Ceballos Jiménez presenta seis de los libros clásicos imprescindibles para leer y que han marcado la historia literaria:

  • La epopeya de Gilgamesh: Es uno de los relatos más antiguos que se conocen y aborda la historia de un personaje legendario de la mitología sumeria, quien fue gobernante de Kulab, y quinto rey del Uruk, en el año 2650 a.C. Su reinado se prolongó durante 126 años. La leyenda narra sobre la ayuda que piden los ciudadanos de Uruk a los dioses por su opresión. Tras esto, los dioses enviaron a Enkidu, un personaje que lucha contra Gilgamesh. Este vence, y Enkidu le reconoce como rey. Ambos luchadores se hacen amigos y realizan viajes juntos.
Javier Francisco Ceballos Jimenez El misterio de los clasicos anonimos 4 - El misterio de los clásicos anónimos
Penguin Classics (Facebook)
  • Lazarillo de Tormes: Escrita en primera persona, con estilo epistolar, se conoce que la edición más antigua es de 1554, y narra la historia de Lázaro, un niño del siglo XVI, con una infancia mísera hasta su matrimonio. Transmite en la historia sus años de servicio a varios amos, transmitiendo una ideología moralizante y pesimista, retratando una sociedad tirana y con actitudes hipócritas, sobre todo de los clérigos y religiosos.
  • El cantar de los nibelungos: Del año 1204, habla sobre el fabuloso mundo de la poesía trovadoresca. También hace alusión a las antiguas sagas germánicas y su concepción pagana del mundo. Sus personajes Sigfrido y Krimilda inmortalizan esta obra de la literatura universal.
  • Las mil y una noches: Es una obra en la que podemos encontrar cualquier clase de historia, recopilando cuentos y tradiciones del Oriente Medio. La base de todas estas historias se encuentran en un libro antiguo persa llamado Mil leyendas, traducidas al árabe por Abu Abd-Allah Muhammad, quien vivió en el siglo IX.
  • La veneciana: Comedia dividida en cinco actos, escrita en prosa y lengua veneciana en el siglo XVI. Esta historia representa a la Italia anterior al Concilio de Trento, la libertad de pensamiento y la sensualidad. Su personaje principal es Julio, quien se mete en un entramado de cita a ciegas cuyo componente principal es el amor.
Javier Francisco Ceballos Jimenez El misterio de los clasicos anonimos 2 - El misterio de los clásicos anónimos
Cortesía de Editorial Cátedra
  • La búsqueda del Santo Grial: Narra la historia de ciento cincuenta caballeros de la Mesa Redonda en su búsqueda del cáliz llevado de Inglaterra para los descendientes de José de Arimatea, hasta que solo tres consiguen encabezar la aventura partiendo desde Camelot y solo uno de ellos, Galaz, es el único que llega a conocer los secretos del Santo Grial.